Retrato a lápiz

Portada » Retratos » Retrato a lápiz

Una de las técnicas más tradicionales de los artistas al hacer sus bocetos y borradores es el retrato a lápiz. Sin duda, es una de las expresiones artísticas que tienen su origen en Europa desde el siglo XVI, con dibujantes de la época del Renacimiento como Alberto Durero. La posibilidad de realizar el retrato directamente en un cuaderno que se podían llevar y la aplicación de técnicas como la cuadricula, las sombras, entre otras, permitió su implementación como la técnica de dibujo para muchas personas involucradas en las áreas de la construcción y la arquitectura.

El efecto que logra la pintura gris brillante en el papel al dibujar con la punta del lápiz, junto con todo el trabajo a mano, representa la relación de intimidad que logra captar el artista con su obra; esto es, su capacidad para captar no solo, las cualidades físicas, sino, las emociones de quien está siendo objeto del retrato. Esta magia del dibujo a lápiz, la hace una de las formas artísticas más especiales que existen en la Historia del arte.

Tanto la creatividad del artista como el lápiz y el papel adecuado, hacen del retrato a mano un arte bello y de mucha expresividad.  La posibilidad que da el grafito como elemento principal del lápiz, de ser borrado y corregido, permite al artista reinventar su retrato. La facilidad de movimiento que da el lápiz ​ sobre el papel y sus trazos finos y precisos, permiten dar efectos y tonos variados como el ilustre metálico que deja el grafito o, el negro cuando se emplea carboncillo.

Para realizar un retrato a lápiz se deben emplear trazos firmes y continuos evitando los rasgos temblorosos o la apariencia de líneas entrecortadas que le quitan carácter al dibujo. Cuando se usa el carboncillo los trazos tienden a ser más gruesos e imprecisos.

Como podemos apreciar realizar un retrato a mano depende de muchos factores. Pareciera una tarea sencilla, pero como toda disciplina artística requiere una técnica y un método.

El lápiz como elemento más manejable dentro del dibujo, posee diversas formas y texturas de acuerdo al tipo de dibujo que se desee realizar. Por ejemplo, las minas duras son utilizadas para realizar líneas muy finas y con buena contextura. Además, permite dibujar en un tono sepia por la aleación de estaño y plomo con la punta del lápiz.

Uno de los efectos más apreciados en el retrato a lápiz, es la posibilidad que dan los diferentes tonos y la finura del lápiz. Es así como, los diferentes grados de dureza del lápiz permiten representar muchas tonalidades.  El negro se logra con lápices B suaves ejerciendo una leve presión, mientras que el color blanco se crea dejando libre el fondo del papel blanco. Así, la impresión del dibujo es comparable con la fotografía a blanco y negro tan valorada por su naturalidad.

Otros elementos empleados a la hora de hacer un retrato en lápiz, son el lápiz grafito, la pluma tinta, el carbón y los crayoles. Además, los instrumentos de dibujo como el punto, la línea, el área y los valores tonales (claro y oscuro). Existen también, diferentes técnicas de dibujo a lápiz que veremos a continuación:

Técnica de dibujo- eclosión:

  • Aquí se utiliza el rayado como técnica para dibujar superficies del retrato y para generar variaciones de color. Se dibujan líneas finas y nada apretadas, con un ángulo oblicuo para el contorno principal.

 Técnica del rayado cruzado:

  • Con esta técnica el artista puede crear muchos efectos al dibujar 2 o más conjuntos de tramas entre sí. Aquí se favorece el sombreado en todas las variaciones y también se hacen visibles las gradaciones del tono.

Técnica de difuminado:

  • Esta técnica se aplica en áreas sombreadas difuminando el color con el dedo o alguna herramienta de limpieza. Esto permite la creación de superficies muy suaves y con variaciones en el tono.

Técnicas combinadas en dibujo a lápiz:

  • Como su nombre lo indica se mezcla la pintura clásica y las técnicas de dibujo con los diferentes materiales, técnicas y procedimientos, favoreciendo el diseño directo de la pintura.

Técnica de dibujos-Lavados:

  • Esta técnica se emplea cuando se quiere lograr un sombreado o teñido con materiales de dibujo líquidos, como la tinta.

Técnica esgrafilado:

  • Es una técnica italiana relacionada con el estuco y el diseño de paredes.

Entre los artistas más destacados en el arte del dibujo a lápiz encontramos a Horst Janssen (1929-1995), Henri Matisse (1869-1954), Egon Schiele (1890-1918) con dibujos a lápiz con acuarelas, óleos, retratos y desnudos, Lovis Corinth (1858-1925) y Adolph Menzel (1815-1905), entre otros.

Como vemos el arte de crear retratos a lapiz , lejos de ser una actividad sencilla, involucra muchas tecnicas y materiales, que tienen como base la creacion e inpiracion del artista. Esperamos que la información sobre el retrato a lápiz sea el abre boca para próximas publicaciones donde mostraremos a profundidad todas las técnicas usadas en esta actividad artística tan especial.